¿Es la realidad virtual el futuro de las redes sociales?

Sabemos que la tecnología avanza a pasos agigantados, tanto, que muchas veces no somos conscientes de las novedades que nos rodean. Un ejemplo de ello es la aplicación de la realidad virtual en las redes sociales.

El comienzo de esta tecnología venía de la mano de la educación y la ciencia, acompañada de la realidad aumentada que permitía una interacción y una retención de conocimientos de mayor calidad. Si analizamos esto último, no es de extrañar que grandes compañías del sector de la comunicación se hicieran eco de las noticias y datos que esta tecnología reportaba.

¿En qué podía ayuda la realidad virtual a estas empresas? Cercanía con sus usuarios, impacto, interacción y fidelización, entre otros muchos beneficios y posibilidades.

Más potente de lo que pensamos…

No tenemos ninguna duda al respecto, el futuro se dirige hacia la realidad virtual.

La forma en la que nos relacionamos y comunicamos entre nosotros ha cambiado mucho en estos últimos años, uno de esos cambios queda reflejado en las redes sociales. Estas ya forman parte de nuestra vida, de nuestro día a día y tampoco hace mucho que llegaron a nosotros, exactamente hace 20 años.

Estamos rodeados de ello: Instagram, WhatsApp, Snapchat, Twitter, Facebook… y sin embargo ha sido esta última red la que siempre ha tenido en mente la realidad virtual como algo posible. Tan posible que podemos decir que ya ha llegado.

Mark Zuckerberg anunció la llegada de Facebook Reality Labs  en una de sus conferencias anuales. Esta aplicación ya la conocíamos con el nombre de Oculus Connect, adquirida por Facebook en 2014 por 2 millones de dólares. Lo que se pretende con este avance es que el mundo no sea tan grande como parece, tener todo más próximo a nosotros, experimentar aquello que tanto deseamos y que jamás habríamos pensado. La posibilidad de viajar a China, Rusia y EEUU en cuestión de segundos solo apretando un simple botón.

No podemos disfrutarla por el momento, pero sí que se han logrado avances importantes en este campo. Youtube ha sido el elegido para ello, durante estos últimos años se ha invertido mucho para conseguir el desarrollo de vídeo en 3D. Nos solo podremos ver películas en 3D, también podremos seleccionar el ángulo, mejor dicho, moverlo a nuestro gusto.

Todavía tenemos que esperar un poco para poder disfrutar de esta gran novedad que promete convertirse en parte de nuestra vida cotidiana.

¿Qué nos aportara la realidad virtual?

  • Reconocimiento facial: esta característica ya la aplicó Snapchat: el desarrollo del reconocimiento facial de esta app permitió a sus usuarios disfrutar de sus filtros, esto fue una idea que relanzó a Snapchat por los aires. Pero no tardaron en llegar otras redes y conseguir mejores resultados. El reconocimiento facial no solo se quedará en eso, se pretende que esta tecnología no solo reconozca a personas, también objetos ya sean estáticos o en movimiento. Esto supone que tu móvil te aconseje filtros o efecto especiales que mejor se adapten a ti, a otras personas o al objeto en cuestión.
  • Interacción en tiempo real: Es posiblemente el objetivo más ansiado por parte de las compañías. Da igual la distancia a la que te encuentres, podremos estar en contacto los unos con los otros en cualquier momento como en el mundo real. Se plantea la posibilidad de incluso realizar tareas simultáneas entre usuarios que estén conectados.
  • La voz cobrará más sentido: Se mejorará el reconocimiento de voz para que la comunicación sea más fluida y rápida. La idea es que no solo tengamos un apoyo visual, la voz permitirá mejorar las interacciones con varios usuarios. ¿Diremos adiós a los teclados?
  • User geerated content: Hoy en día son los clientes, los usuarios quienes crean el contenido, las empresas escuchan y se adaptan. Y como no podía ser de otra forma, esto continuará así. Se podrá crear en el momento objetos, decoración, complementos, peinados, nuevos mundos o incluso juegos.
  • Eventos mucho más cerca: De nada sirve crear nuevas aplicaciones y tecnologías si la gente no se une a ellas. La realidad virtual permitirá que las redes sociales puedan crear eventos, ya sea una charla profesional, conciertos, entrenamientos grupales…

 

La realidad virtual social nos interesa y mucho

Cuando las redes sociales llegaron a nosotros allá por el 2000 nadie imaginaba todo lo que se podría hacer con ellas ni lo importante que serían para todos. Las redes sociales y la realidad virtual han cambiado nuestra forma de ver, conectarnos y compartir.

Todo parecía un sueño o una película de ciencia ficción, pero ahora es una realidad y cada vez más próxima. El futuro se acerca hacia nosotros y tenemos la gran oportunidad de construirlo juntos. Ya hemos visto los avances que han conseguido Facebook y YouTube. Desde IceCream esperamos ansiosos por ver qué más cosas nos tienen preparadas y poder poner en marcha proyectos tan ambiciosos que necesiten de la realidad virtual para hacerlos realidad.

Deja una respuesta